Características Físico Naturales del Estado Aragua

En el estado Aragua se presentan cuatro grandes unidades físico naturales, se pueden definir de la siguiente manera:

  • La Zona Litoral del Norte
  • Serranía de Litoral
  • Depresión del Lago de Valencia y la Serranía del Interior en su parte centro – norte
  • Llanos Altos en el Sur de Aragua

Lo que se denomina como la zona Litoral del Norte es una característica que se le asigna a la configuración sinuosa del terreno que se debe a la presencia de la Falla del Caribe y la cual da como resultado las cortas llanuras del estado, la geología predominante de esta área esta compuesta por granitos y esquistos cloríticos de alta resistencia a la meteorización principalmente por la presencia de la mencionada falla que presiona constantemente al terreno creando llanuras aprovechables para la actividad turística como en zonas de Cuyagua, Bahía de Cata, Choroni, Ocumare de la Costa.

La Depresión del Lago de Valencia, se encuentra delimitada en el norte por la Serranía del Interior, esta área comprende aproximadamente 2000 Km2 la principal característica que predomina y hace distintiva esta zona es la presencia de una planicie lacustrina con un alto contenido de materia orgánica haciendo de la misma unas tierras de clase tipo I según la clasificación edafológica de capacidad de uso. La retirada de sus aguas es la principal causa de la deposición de esa materia orgánica originando el emplazamiento de cultivos de caña de azúcar y cítricos. Su cuenca hidrográfica abarca 7.800 km2, y esta destinada a un intensivo uso agrícola y donde se localizan importantes núcleos urbanos e industriales, encabezados por las ciudades de Valencia y Maracay.

Geológicamente, el Lago es bastante joven, aproximadamente de una edad pre-Pleistocena o Pleistoceno medio. A lo largo de su historia el nivel de sus aguas ha fluctuado significativamente, especialmente a raíz del fenómeno de captura del río Tuy (que antes drenaba hacia el Lago de Valencia) lo que dio origen al desecamiento progresivo de sus aguas y a la formación extensas planicies de sedimentos lacustres que convierten a sus riberas en importantes centros agrícolas.